Kevin Cook

AUTENTICO FIESTÓN EN EL OPEN AIR DEL ZUL

play all visit

Ya eran unos cuantos años con las ganas de subir a Cantabria a pegarnos «un ZUL», pero por circunstancias siempre se nos estropeaba el plan, hasta el pasado sábado donde nos dirigimos al zul saltacaballo. Habíamos escuchado hablar maravillas de este club, pero he de decir que la realidad supero las expectativas.

Nos levantamos el sábado prontito, preparamos las maletas y cogimos nuestro vehículo para hacerlos las apenas 3 horas y media de viaje que separa Madrid de Zul Saltacaballo, un viaje bastante placentero sin muchos vehículos en la carretera y con un coste tampoco excesivamente elevado, unos 50 euros en gasoil y para la ida decidimos coger el peaje entero, nos supuso unos 21 euros y para la vuelta, hicimos la opción más inteligente, coger solo a AP68, que supone solo 10 euros en peaje y te evitas la carretera del puerto.

Llegamos a la puerta del club aproximadamente a la 1.30pm y la primera sorpresa nada más llegar, algo que nos pareció bastante coherente, la entrada al parking privado del club no se podía acceder con bebidas alcohólicas del exterior, incluso te registraban el coche para evitar el acceso, si quieres hacer botellón tiene que ser fuera de las instalaciones del club al puedes entrar a pie sin problema. Para todos los amantes del botellón, el club ofrece la posibilidad de comprarlo dentro de las instalaciones, un pack de botella, con refresco de dos litros, vasos y hielo por 25 euros, un precio bastante asequible y que permite al club tener ingresos para poder seguir realizando eventos.

A las 14:00 entramos a escuchar al primer dj, Iker Domaika estaba ya en cabina y nos sorprendió que desde tan temprana hora, la zona open air ya estaba llena al igual que la zona club, con un público que no paro de bailar en su totalidad , desde su principio a su fin. Parecía más una fiesta en cualquier mítico club ibicenco a las 5 de la tarde, que un evento en el norte de España. Iker se metió rápido al público en el bolsillo y el énfasis en la pista se notaba dejando paso al set de David MK, dejando la pista bien caliente a la que sería la estrella de la tarde/noche.

Marika Rossa como es habitual en ella, se presentó con un estilo bastante peculiar y llamativo. Nos sorprendió en el uso de cds durante su sesión con dos grandes archivadores cargados de cientos de cds, viviendo la música y bailándoselo todo, mientras que ponía el open air del zul «patas arriba», contundencia con mucho ritmo ganandose al público llegado desde todas las partes de la península.

K-Style y Guille Placencia recogieron el testigo, en un papel bastante difícil después del gran set de Marika, pero el nivel no bajo en ningún momento. Continuamos en la zona club con un Raúl Mezcolanza más contundente y terminamos el evento con Carlos Pérez, con el que despedimos al sol en el open air bailando sin cesar.

En definitiva, una magnifica techno experiencia la vivida. Pedir disculpas a todos nuestros espectadores por las vibraciones sufridas durante la grabación en directo, pero todo tiene un porque, el sonido era tan exagerado que absolutamente todo vibraba en las cabinas. Probamos todo tipo de artimañas para evitar esas vibraciones pero fue totalmente imposible, al aparecer los graves en las sesiones. Prometemos que en futuras retransmisiones en este club mejoraremos esa calidad de imagen.

Dar la enhorabuena a todo el equipo del zul por el SOLD OUT del pasado sábado. La calidad y cantidad de sonido en sus 3 zonas, organización y ambiente creado en este club. Volveremos muy pronto por esas preciosas tierras a disfrutar de auténtico musicón con vistas al mar.

WE LOVE TECHNO

 

 

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail