Fernando Pérez

EL CASO MADRID ARENA LLEGA A SU RECTA FINAL CON NUEVOS CONDENADOS

play all visit

Parece que después de cinco largos años (2012) llega la recta final para el caso Madrid Arena y que por fin se hará “justicia”, el tribunal supremo en el día de ayer  confirmo las penas de todos los culpables de las cinco fatídicas muertes, y además, incluyo al doctor Viñals entre los sancionados.

En el plazo de dos semanas, la audiencia provincial impondrá la fecha para la encarcelación de todos los culpables, que hasta ahora se encontraban en libertad provisional. El doctor Viñals ha sido el último en ser condenado por negligencia, en el cual se le impone un año y medio de prisión, cuatro de inhabilitación en su profesión y una indemnización económica de 340.000€ (no entrará en prisión al ser una condena inferior a dos años). Además de la condena de Flores, la sentencia confirma tres años de prisión por los mismos delitos a Francisco del Amo, responsable de la sociedad mercantil del Ayuntamiento Madrid Espacios y Congresos S.A. (Madridec), y a Santiago Rojo, director general de Diviertt; dos años y seis meses de prisión a Miguel Ángel Morcillo, jefe de personal de Diviertt, y a Carlos Manzanares, socio de Kontrol 34 (empresa encargada de controlar el acceso al recinto), así como el pago de una multa de 3.600 euros a los coordinadores de Seguridad de Seguriber, Juan José París y Raúl Monterde. En el caso de estos dos últimos la condena es por cinco delitos de homicidio por imprudencia menos grave.

La larga y dura batalla que han tenido las familiares de las cinco jóvenes, parece que llega a su fin con la fecha de la audiencia provincial para el encarcelamiento de todos los culpables, o al menos de parte de todos, condenas cortas ya que la interrupción de cinco vidas debería ser castigadas en nuestro país más severamente, más aún si tenemos en cuenta que un cantante puede llegar a entrar tres años en prisión por letras que relatan hechos narrados en los noticiarios. Saltarse la ley en España para algunas personas es más sencillo, vender casi 17.000 entradas teniendo un aforo de 10.000, poniendo en peligro la vida de multitud de jóvenes, no tiene castigos ejemplares y el resultado es que se siguen realizando este tipo de prácticas, solo hay que acudir a eventos multitudinarios donde prácticamente no hay lugar donde no este cada esquina completa de gente, esperemos que pese a estas malas praxis, no vuelva a suceder hechos como estos.

Fuente: [Este texto ha sido ocultado por motivos de royalties externos a TechnoExperience, disculpen las molestias.]

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail