REVIEW: VOLTAGE FESTIVAL 2018 DAY TWO

play all visit

Segundo y último día del festival, el cual encaramos con fuerzas tras haber metido al cuerpo una buena cantidad de calorías en el desayuno buffet de nuestro hotel.

Una vez dentro del recinto, nos vuelve a recibir la jefa de prensa en una especie de chill out, que tras charlar un rato con ella sobre lo que nos pareció el primer día, nos invita a unas cervezas y decidimos adentrarnos hacia las pistas de baile.

Dado nuestras preferencias musicales, nuestra idea en este segundo día fue pasar mas tiempo en la zona Turbine, albergada por Future Acid, donde el acido iba a ser el gran protagonista durante todo el día.

Tras un breve paso por las 3 pistas de baile decidimos quedarnos en la Anode, donde la gente de Rimbu se esmeró con el decorado, estaba muy cambiada respecto día anterior, la cual había sido caracterizada con animales y unas especies de lianas, lo que hacia parecer que estabas de festival en medio de la selva. Estaban a los mandos KRTM & TWAN  calentando la pista a base de techno industrial, el cual era el protagonista en esta zona.

A las 16:00 horas se pusieron a los mandos Stranger & Remo Beekwilder, y con ellos la pista de baile ya estaba a rebosar. Fue un b2b muy compenetrado, donde los dos holandeses conectaron con el público desde el primer bombo, sobre todo Stranger. Sonaron tracks como  Tafkamp-Please Make Love to Me, The Prodigy-No Good (Start The Dance) o JB3-Forklift (Luke Slater Filtered Mix).

A las 17:30 cambiamos a la zona Anode, de la cual casi no nos separamos hasta el final del festival.

Comenzaba en live de 999999999, a los cuales les teníamos muchas ganas, dado que nunca los habíamos visto en directo. No defraudaron, los dos chavales italianos hicieron disfrutar a los allí presentes, a base de bombos contundentes y toques ácidos. De las producciones que hicieron sonar este dueto, destacamos 300000003, Rave 4 Love y X0001000X. Hora y media de live que nos pasó en un abrir y cerrar de ojos.

A las 19:00 le tocaba el turno a Benny Rodrigues con su aka Rod Malmok, el cual tenía preparado un acid set que no dejo indiferente a nadie.

El público enloqueció cuando puso el mítico tema The Seawolf de Underground Resistance. El artista estaba super animado, prueba de ello fue que los Boston empezaron su actuación 15 min mas tarde de lo que marcaba el horario, dado que no había quien despegara a Rod de la mesa de mezclas. Para terminar puso su famoso tema Rod-Hor.

Era el turno de otro dueto italiano, Boston 168. Una actuación en directo muy buena, tampoco habíamos tenido la oportunidad de verlos y nos gustaron mucho, quizá fue el set que más nos lleno en este segundo día. Un live con unos graves muy contundente y unas melodías ácidas que llegaban a ser hipnóticas. Pudimos escuchar sus nuevas producciones como Cosmic Tribe o J the Master, y otras mas antiguas y conocidas como Oblivion o Interstellar.

Eran las 22:30 y llegaba la última actuación del festival, en británico Truss con su aka MPIA3, al cual no podemos entrar a valorar, ya que debido a que nos salía el vuelo de vuelta a primerísima hora de la mañana, decidimos irnos al hotel a descansar.

Fueron dos días estupendos por tierras belgas, un festival que recomendamos al 100%, muy familiar y donde el techno es el único protagonista.

Damos las gracias a todo el equipo que hay detrás de este festival, el cual nos trató genial desde el primer momento, nos hicieron sentir como en casa. Se nota que hacen un gran trabajo para que año tras año siga creciendo. Nos vemos en el 2019!

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail