AITOR RONDA CUMPLE 20 AÑOS COMO DJ

play all visit

Pocas veces se puede decir que has estado 20 años dedicado a algo, esto hace que tu nivel de experiencia y dominio de la materia sea excepcional. Esto es lo que le sucede a Aitor Ronda y hemos aprovechado este “cumpleaños Technero” para que nos cuente un poco de su historia durante estos 20 años dedicado a la música electrónica…

 

AITOR RONDA (Barcelona, Spain) – ELEVATE – TERMINAL M – OCTOPUS – TRONIC / 20 AÑOS DE CARRERA ( 1999-2019)

En 1994 dejé de pintar grafitis y me compre dos platos Acustic Control con tracción a correa y una mezcladora Ecler y desde entonces no he parado. Al principio solía ir a ´raves´ hasta que descubrí la mítica Sala del Cel (Girona) donde el Trance y los sonidos ácidos ya sonaban cada fin de semana. Mis primeros vinilos fueron de Emmanuel Top, Hardfloor, Trancesetters, Joey Beltram, Platypus , Cluster, Plastic City, DBX …

Tres años después decidí irme a Irlanda para aprender inglés (típico). Fue ahí donde descubrí el Techno. Eran loops increíbles que aunque no variaban mucho conseguían engancharte y podías escucharlos durante horas. Lo maravilloso era que si los mezclabas entre ellos se abría un abanico infinito de posibilidades. Pudiendo crear en vivo canciones inéditas a partir de la mezcla de dos o tres vinilos. Fue amor a primera vista. Recuerdo uno de esos primeros discos que escuche, era Drumcode 09 ´Crispy Bits¨´by Adam Beyer (1997) . Ese fue uno d elos primeros vinilos que me compre junto a dos joyitas históricas que acababn de editar; ‘Cat Moda’ de Jeff Mills en Purpose Maker que incluía la famosa canción ‘The Bells’ y ‘Tremmer’ de The Advent en Rotation Records (1997). En Dublín descubri que habian artistas internacionales que hacían su propia música, no solo eran djs, también productores y hacían de ello un modo de vida viajando por todo el mundo.. Por entonces aun no era profesional y trabajaba de cocinero en un restaurante americano rollo sesentero,

 

En 1999 volví a casa y empecé hacer fiestas en Barcelona y alrededores, para promocionar una música que entonces era muy desconocida y que solamente nos gustaba a unos pocos. Fuimos de un club a otro; KGB, La Cova, Palm Beach, Concuerda, Woman Caballero o República. Me acuerdo de la primera que hicimos en KGB, invitamos a un jovencísimo Oliver Ho. Hasta que nuestro colectivo firmó una noche con The Loft, que acababa de abrir y nos les funcionaba el House (que es lo que había por entonces) . Hicimos nuestra primera fiesta con Ben Sims y Claude Young y fue un éxito inesperado para todos. A partir de ahí pasamos a programar todas las noches Techno.

 

En 2003 Paco Osuna me ofreció llevar un club con él, yo acepté y lo llamamos Cube. Ahí tuve la oportunidad de compartir cabina con casi todos los artistas tops del momento; Marco Carola, Chris Liebing, Surgeon, Oscar Mulero, Angel Molina, Steve Rachmad, Frank Lorber, Valentino Kanzyani, Joel Mull, Marko Nastic, Mark Broom, James Ruskins, Regis, Markantonio, Davide Squillace, John Selway y muchos más. Ese mismo año me invitaron a la décima edición de Sónar

 

En 2005 deje la dirección de Cube porque me absorbía todo el tiempo y no era lo que realmente quería hacer. Hice un par de fiestas más en The Loft con Umek y Dj Rush de las cuales tengo un bellísimo recuerdo, fueron épicas. Poco después decidí dejar por completo la promoción y centrarme en el estudio. Yo ya había comenzado a producir pero era difícil sacar tiempo llevando un club. Mi primer vinilo fue en 2001 en mi propio sello Upfront junto a Eduardo de la Calle y también había editado un par de discos junto a Ben Sims, Mark Williams y Paul Mac. Solia pinchar por España pero la producció me ayudó a que me contrataran por Europa por primera vez..

 

Pasaron los años y un dia me invitaron a un club a las afueras de Barcelona que había comenzado hacer unas fiestas muy molonas, se llamaba ElRow. Me gusto y regrese hasta que un día acabé haciendo el cierre y le siguieron un par más. Les gusto, me dieron varias fechas más y al tiempo me llamaron para proponerme un proyecto. Querían que les ayudara a dar un giro a Florida135 ya que no pasaba por su mejor momento, y que creara su sello discográfico. Me motivó mucho el proyecto desde un principio sobretodo porque se trataba de La Catedral del Techno. La verdad es que fue muy emocionante afrontar ese reto. Tengo cantidad de recuerdos inolvidables de momentos increíbles y muy especiales que jamás olvidaré. La energía que se respiraba en esos cierres con el club hasta la bandera dándolo todo, compartiendo todas esas emociones en completa sintonía, era alucinante.  Pude compartir cabina con infinidad de artistas. Tres años después de comenzar esta aventura decidí irme para retomar mi carrera en solitario.

Tuve la oportunidad de pinchar en magníficos lugares como Monegros Festival, Space o Fabrik

Regrese al estudio y me concentré en mi música. Como nunca he seguido modas y jamás he intentado adaptarme al sonido de los sellos obviamente me costó muchísimo encontrar plataformas que quisieran editar mi sonido. Pero al final conseguí llamar la atención de los Pig&Dan y firme con su mítico sello discográfico Elevate. Entonces todo cambió; Gracias al apoyo de este legendario dúo y sus consejos, conseguí mi primer Top mundial con ‘Tornado’ #TOP11 . Al año siguiente edité ‘Tweezer’ que alcanzó el #TOP1 Techno del mundo y se mantuvo durante 4 semanas y al final del año consiguió ser el segundo track más vendido del mundo.

Tweezer me colocó en Abril del 2018 entre los 10 productores con más ventas en Beatport y me dio la oportunidad de editar en sellos top como es Terminal M de Monika Kruse, Tronic de Christian Smith o Octopus de Sian.

Actualmente hago mi propia música sin ninguna ayuda externa, desde la creación de los sonidos hasta la masterización pasando por las secuencias, automatizaciones, mezcla, ecualizaciones etc…. Es una gozada ir a pinchar por ejemplo a Egg Club (Londres) y que reconozcan tus canciones cuando las pones. No hay nada más gratificante, es una sensación incomparable. La música ha sido, es y será el eje central de mi carrera.

 

Dos décadas después de comprarme esos primeros vinilos de Techno en Dublín; aquí seguimos.

Jamás me hubiera imaginado que todo esto llegaría tan lejos.

Ten cuidado con lo que deseas, lo imposible solo tarda un poco más.

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.