Sergio Suarez

REVIEW INDOOR GIJÓN – CULTURA, GASTRONOMÍA Y TECHNAZO

play all visit

No podíamos faltar a la cita de Indoor festival en Gijón. Patrimonio marítimo y viejo barrio de pescadores de cimadevilla, Gijón es una de las ciudades más espléndidas de España, y nos desplazamos hasta allí para contaros nuestra Techno Experiencia, en la primera edición de Indoor festival Gijón.

Dejando atrás los meses de calor, Indoor festival a hecho una apuesta por ser el primer festival español de invierno en 2019, nace como un festival de música y cultura electrónica que ha transformado durante un fin de semana la dinámica y el ambiente de la ciudad de Gijón, con actividades durante el día y la noche en varias localizaciones, prometía ser un evento que aunque en su primera edición, sorprendería gratamente a sus asistentes.

Habríamos el festival con la primera actuación de Akkan, en la sala de pinturas, una zona especialmente mágica donde ya encontramos a un público decidido a empezar el festival por todo lo alto, aforo lleno para este primer emplazamiento.

Nos esperaban otros dos eventos a la noche en el teatro Albéniz y la sala Acapulco, por motivos de aforo, únicamente pudimos asistir al teatro Albéniz donde desde primera hora Another Machines en Live dejó claro que iba a ser una noche movidita, un teatro Albéniz en el que se estaba a gusto bailando, aunque su capacidad estuviera al completo. Dando inicio David Mallada con sus ritmos frescos y un tech-house que animaba al público, un corte repentino del sonido causaba la pitada del público ante la sorpresa del Dj, que para remontar esta situación optó por empezar con el tema de La Real, un tema que tanto gusta en el norte y que de mejor manera no pudo volver a poner a tono al público asistente, que disfrutó de una gran sesión del DJ.

Tras David Mallada nos encontramos con el dúo Boston 168 en formato Live, un estilo musical más Techno, separaba un poco más al público de los sonidos a los que están acostumbrados, pero dejaron una fascinante sesión a sus espaldas dejando paso con una diferencia de tiempo de 15 minutos tras unos pequeños retrasos a re:axis, que supo encajar perfectamente y ganarse al público, el portugués hizo vibrar la sala, conectó a la perfección con el público y nos dejó con un increíble sabor de boca en el primer día de Indoor festival.

En el segundo día del evento no pudimos acudir a la zona del mercado del sur donde Enrique y David Moreira hicieron bailar a los asistentes, en un ambiente más discernido rodeados de un decorado de mercado que nos evoca a las antiguas actuaciones de Richie Hawtin en la Boquería de Sonar festival hace varios años.

De camino a la zona Ambigü, un increíble emplazamiento a primera línea de playa con una terraza y unas vistas espectaculares de toda la bahía de Gijón, evento en el que la gente tenía que esperar para acceder a él gracias a la inmensa aceptación que tuvo, esta zona es normalmente habilitada como restaurante y echamos en falta un poco más de potencia de sonido en el evento que pese al detalle del sonido, a nuestro parecer, ha sido el claro ganador de los eventos de tarde de Indoor festival.

Y llegada la noche, venía el plato fuerte del evento, Jeff Mills, SNTS, Oscar Mulero, Matrixxman, Richi Risco, Âme (Live), Booka Shade (Live), Mind Against entre otros, fueron los encargados de ponerle la guinda a un gran pastel.

De las primeras actuaciones, pudimos ver a nuestro amigo Richi Risco y Héctor Llamazares, ambos hicieron que el público entrada a una hora temprana, son dos míticos de Gijón actuando juntos y en separado, pusieron los sonidos a los que estamos acostumbrados y que tanto nos hacen bailar, disfrutar y gozar de su música, ritmos frescos de Techno-house con toques de Jazz y música negra por parte de Richi, toda una buena elección tener a estos dos artistas para la apertura.

Haciendo un “break” para cenar, nos incorporamos ya con un SNTS que nos puso a tono las piernas, un techno oscuro acompañado de un juego de luces que gracias a lo largo del recinto hacían desde la parte posterior una perspectiva y acústica dignas de plasmar en foto. Tras él, venía Matrixxman, el americano optó por un techno más rápido de lo que suele pinchar, sabía que una bajada de BPM tan repentina podía causar estragos en el público acelerado por el hombre de la máscara. Se produjo un pequeño retraso en la aparición de Jeff Mills,  y se notó bastante por el tipo de música con el que cerró Matrixxman, parecía que no se esperara ese cambio y nos deleitó con 8-12 minutos de vocales y un techno más lento, hasta dar la entradilla a uno de los grandes esperados, que no defraudó con su Roland TR-909, poniéndose grandes temas a los que ya nos tiene acostumbrados, como el mítico “The Bells”, sonidos y bombos rápidos en los que alguna vez se le escapó el ritmo, pero que es digno de admirar y disfrutar.

Para cerrar la noche un grandísimo Oscar Mulero vino con ganas de guerra, para nosotros el gran destacado de la noche, una sesión de techno que gustó a todos, que hizo bailar a las más de 3.500 personas que nos encontrábamos en el recinto. Entrando ya en materia, gran sesión de Óscar que como nos tiene acostumbrados, sorprendió con temas propios, de su sello POLE GROUP o de los sellos donde él ha publicado trabajos. Comenzó con un techno menos experimental y envolvente al que nos suele tener acostumbrados en sesiones más largas. Poco a poco fue ascendiendo en la noche y llegó el techno. Techno que fue desde lo oscuro a lo industrial, mostrándonos a un Óscar entregado y muy metido en la sesión.

Nuestra valoración para esta primera edición de Indoor festival, es de un NOTABLE ALTO. Esperamos desde el equipo de Techno Experience que, como en todo festival, se vayan mejorando detalles, se apueste por nuevos artistas en el cartel y se siga promoviendo la cultura y la gran ciudad de Gijón, ligándose a la buena música Techno.

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.