Vanadium presenta un viaje sensorial a través de ‘Mejores Tiempos’

Audiocode, the label run by Fernanda Martins and DJ LUKAS, makes a powerful comeback...
Crédito de la imagen: Charlotte de Witte FB Charlotte De Witte ha compartido una nueva...
La fiesta de Lee Burridge regresa a Playa Soleil con un nuevo capítulo de...
Este disc jockey y productor, que transita entre el Tech House, el Minimal y...

Vanadium presenta un Viaje Sensorial a través de ‘Better Times’ con el que alcanza nuevas dimensiones.

El ecléctico universo sonoro de Pablo Nieto, bajo el alias de Vanadium, no conoce límites. Desde su debut con el sorprendente «Gwyrdd», donde fusionaba IDM, Drum & Bass y Post-rock con maestría, ha continuado su exploración musical. Hasta alcanzar nuevas dimensiones en su último trabajo, «Better Times».

«Better Times» contiene ocho temas de electrónica inclasificables. En los que las melodías pop, emocionantes e icónicas se revelan como eje vertebrador. Y todo ello en una estructura llena de rítmicas contundentes y rotundas en constante evolución.

Ocho temas de electrónica inclasificables

El disco comienza con «Times», un tema cargado de melodías emocionantes. Que te atrapa desde el primer segundo. Arranca de forma delicada y pausada para acabar desembocando en una intensa experiencia lisérgica.

Sensaciones muy similares nos produce «Tic-Toc», en el que un sonido de reloj te conduce a través de paisajes sonoros que transitando el drum & bass y la IDM acabando en un final seco, áspero y lisérgico. Al más puro estilo del post-rock de Chicago.

«Before Summer» (el primer sencillo, ver el video) y «Lifelong» son composiciones de IDM puras. Donde melodías simples y una batería meticulosa llena de sutilezas y singulares breaks cautivan al oyente de manera inevitable.

En «Better», los ritmos entrecortados y las armonías suaves nos transportan al universo de la indietronica más pura. Un fascinante entrelazado de ritmos, melodías y voces que se transforman gradualmente, culminando en una atmósfera íntima y conmovedora.

En «We Can’t Go», nos sumergimos en una experiencia sonora lisérgica y envolvente, donde las melodías adictivas, los ritmos hipnóticos y unas vocales ensoñadoras, te conducen en un viaje de 5 minutos por la psicodelia más cautivadora.

En «Slow Breath», nos adentramos en la oscuridad más profunda del álbum. Los samples vocales y los ritmos distorsionados se entrelazan en contraste con una armonía luminosa y brillante, transportándonos a través de paisajes sonoros sombríos y melancólicos.

«End of the Day» cierra el disco con una melodía acogedora y lírica que nos envuelve con sus delicados acordes de piano y sus hipnóticos samples, llevándonos suavemente a un estado de serena tranquilidad.